Machado 729 Morón 2821-8080

Vacúnese para evitar enfermarse de gripe

La gripe es una enfermedad respiratoria provocada por virus. Es muy contagiosa y por lo tanto fácilmente transmisible entre las personas al toser, al hablar o al estornudar.

Se manifiesta con malestar general, fiebre, escalofríos, dolor muscular, tos y dolor de garganta. Estos síntomas persisten por aproximadamente una semana.
Durante los inviernos se producen epidemias que afectan entre el 10 y el 40 % de la población. Es frecuente el contagio entre convivientes (grupo familiar) o en grupos cerrados (colegios, clubes, internados, etc.).

Una persona enferma de gripe contagia aproximadamente durante ocho días.
En personas, que no padecen complicaciones previas, la gripe se cura con reposo en cama durante algunos días. Solamente está indicada medicación con la finalidad de bajar la fiebre o para disminuir las molestias de la tos.
Para tratar la gripe no es necesario utilizar antibióticos, ya que éstos no actúan sobre los virus. Están indicados si la enfermedad se complica (neumonía), especialmente en personas mayores de edad y en niños o adultos con enfermedades cardíacas, diabetes, asma o con cualquier otro proceso que disminuya sus defensas.

 

La vacunación antigripal

Debido a que los virus pueden variar de un invierno a otro, cada año se elabora una nueva vacuna antigripal, la que se realiza siguiendo las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud.

Es necesario vacunarse cada año, lo mejor es al comienzo del otoño, para estar protegido de la gripe durante ese otoño y el invierno.

Es una vacuna bien tolerada. En algunos casos puede producirse dolor en el lugar de la aplicación y menos frecuentemente fiebre.

La efectividad de la vacuna comienza a partir de los diez días de colocada y dura aproximadamente por un año. Reduce la incidencia de la gripe con una eficacia del 80 al 90 %.

 

Para la vacuna antigripal podemos diferenciar tres tipos de indicaciones:

 

Indicaciones  médicas. Para evitar riesgos de complicaciones en la salud.
Indicaciones epidemiológicas. Para evitar riesgos a la comunidad.
Indicación  laboral. Para evitar el inconveniente de ausentismo por padecer gripe.

 

 

Indicaciones médicas
– La vacunación se indica para prevenir riesgos de complicaciones graves de la gripe en niños pequeños, personas que padecen enfermedades previas y en  mayores de edad:
– Niños entre 6 meses y dos años de edad.
– Mayores de 65 años.
– Embarazadas
– Adultos o niños con enfermedades cardíacas, pulmonares (incluso asma), renales, hematológicas o  diabetes.
– Adultos o niños que tienen disminuidas sus defensas porque están en tratamiento prolongado con corticoides, con quimioterapia o con radioterapia.

 

Indicaciones epidemiológicas
-Personas que provean servicios esenciales para la comunidad: Médicos, enfermeras, personal de la salud, docentes, etc.
-Personas que puedan diseminar virus a poblaciones de riesgo: Empleados de geriátricos y otros institutos de interacción.
-Grupos o comunidades cerradas: Institutos con internados, cuarteles, asilos, etc.

 

Indicación laboral
-Puede vacunarse cualquier persona que desee reducir las posibilidades de contraer gripe y tener que interrumpir sus actividades cotidianas por inasistencia laboral o escolar.

 

Consultar los horarios de atención de pediatras en CEPEM

Consultar los horarios de atención de  médicos clínicos en CEPEM

Cepem . Servicio de aplicacion de vacunas.